Artículos

La otra cara de la paz y el perdón con Carlos Medellín

Por:Paola Castañeda Delgado

Abogado por pasión, cuya trayectoria profesional ha venido encaminándose en la educación profesional desde hace 30 años como profesor universitario, es lo que caracteriza hoy en día a Carlos Medellín Becerra, Director de la Fundación Carlos Lleras. A su vez, es él quien ha ocupado algunos cargos públicos como Consejero de la Presidencia, Ministro de Justicia, Secretario de la Presidencia de la República y Embajador  de Colombia en Londres.

Carlos Medellín a través de la fundación que lidera, nos cuenta que el objetivo principal, es “tener un espacio de debate de ideas, construcción de documentos de política pública, que sirvan específicamente de insumo para las labores políticas del partido Cambio Radical, en la cual sus representantes tengan la opción de actuar y obedecer así mismo una coherencia ideológica y programática”.

También existe un factor fundamental que ha ayudado a Cambio Radical a estar donde está, gracias al éxito que este ha tenido en la participación y logro obtenido en las elecciones hechas en Colombia, que según Carlos Medellín de manera objetiva comenta que ve a Cambio Radical como un partido joven, encaminado hacia el presente y futuro con grandes aspiraciones.  

Dentro de dichas aspiraciones y como propósito no solo del partido, sino a nivel de aprendizaje colectivo, se debe mejorar en el país la concientización del cuidado frente al medio ambiente, pero hay que desarrollarlo en la medida de los parámetros mundiales que se han establecido, ya que “entendemos que la protección del medio ambiente, es básicamente la protección de la vida y no hay un derecho más significativo, ni ningún bien jurídico más importante a proteger que la vida”.

Arraigado a la vida, se llega al tema que hoy en día sigue siendo incierto en Colombia y es sobre el Proceso de Paz, que para Carlos Medellín Becerra solo hay dos elecciones, la vida o la muerte. Su decisión es la vida, pero con ello trae una reflexión sobre aquellos acuerdos a los que han llegado, llenos de imperfecciones y dudas.

“Yo creo que para que las cosas tengan éxito, no se debe obligar a la gente a perdonar y el perdón es una cosa que se va logrando, pero necesita tiempo”.

Dicho perdón que hoy en día no ha logrado conciliar con lo sucedido el 6 de Noviembre en la toma del Palacio de Justicia, donde su padre el magistrado Carlos Medellín Forero fue una de las víctimas de tan atroz atentado, haciéndose cuestionamientos y afirmaciones a su vez como “¿Quién asesinó a los magistrados en el cuarto piso? Ah no se sabe…” “El día que los actores digan: “perdón por este acto, por esta situación que yo cometí”, será distinto porque ya es decir sí o no. Eso se llama verdad, justicia y reparación”.

No duda que entre los paramilitares y la ley 975, hubo una verdad, justicia y reparación a medias. Lo único que exige es que si llegase a concretar un acuerdo, este se cumpla y tenga un alto compromiso, para no fallarles a las familias que han perdido sus seres queridos a través de la guerra y que no saben dónde están. Pues si bien es claro que se trata de un proceso largo y dispendioso, las víctimas y victimarios deben “tratar que las heridas sanen, pero para que sanen hay que primero cerrarlas”.

En relación con lo mencionado anteriormente y a través de la injusticia que se viene cometiendo hace una recomendación a los medios, quienes deben tener en cuenta que “el medio de comunicación debe tener todo el espacio para que pueda opinar, y transmitir lo que la gente siente y piensa”.

También hace alusión sobre la Revista Argot, y el trabajo que desempeñamos de manera exitosa cubriendo los espacios donde se pueden comunicar las inquietudes, trabajos, políticas, decisiones importantes que tenga el lector.

Finalmente invita a los lectores de Argot y participantes del partido, a seguir el trabajo que está haciendo la Fundación Carlos Lleras en la elaboración de documentos y por supuesto en los debates que se realizan, donde podrán contar sus opiniones, ideas y proyectos.

“En la medida que sea un trabajo de todos, podremos ofrecer una propuesta más completa y seductora  para aquellas personas hacia las cuales nos dirigimos, que serán todos los colombianos a partir de ya y todo el año entrante cuando la campaña política empiece”.

-       Carlos Medellín Becerra