Artículos

Gracias Antonio Álvarez Lleras

 

Por:Camilo Rodríguez Alfonso
Fuente: Partido Cambio Radical

Bogotano de cuna, Arquitecto de la Universidad de los Andes, especialista en Planeación y Desarrollo Urbano, con estudios complementarios sobre Historia de Colombia e Historia de la Ciudad de Bogotá, Planeación y Saneamiento Urbano, Planeación Hospitalaria, y Evaluación del Impacto Socio-económico y Ambiental. Especializado en arquitectura hospitalaria y con vasta experiencia en la materia. Un hombre que ha dedicado gran parte de su vida al progreso de su ciudad y su país, que con su empuje y entereza logró darle vida a Cambio Radical, ese es Antonio Álvarez Lleras.

Desempeñó importantes cargos en el sector público y privado: congresista en 3 legislaturas, miembro de la Comisión de Crédito Público del Congreso Nacional, Concejal de Bogotá, Presidente de la Comisión del Plan, Director de Planeación de Bogotá (4 años). Bajo su dirección, diseñó la vía Circunvalar (actual), la Avenida Ciudad de Cali, desarrolló Ciudad Salitre, Parque Bavaria, Parque Hipódromo de Techo, y fue el gestor, con el Alcalde Ramírez Ocampo de Ciudad Bolívar, del uso de vías poco usadas en domingos y festivos para ciclo vías como la carrera séptima, para deportes o recreación, para mercados populares, mercado de las pulgas, etc.

Su vida también estuvo ligada al deporte, siendo miembro del Comité Olímpico Colombiano y Vicepresidente del mismo, Presidente de la Federación Colombiana de Esquí Náutico, entre otras.

Junto a Ernesto Rojas Morales y Claudia Blum, fue el fundador del partido en el año 1998, además de ser Director Ejecutivo, Secretario General y Representante Legal de este mismo.

Desde los inicios del Partido, fue él quien trabajó arduamente para mantenerlo en pie y como él mismo resalta “echárselo al hombro durante 6 años”, con recursos propios. Y así lo mantuvo hasta el 2004, cuando empezaron a recibir dinero del estado, después de presentar las cuentas y al haber tenido los primeros congresistas elegidos.

Por iniciativa suya, en agosto de 2001 se llevó a cabo una consulta interna para elegir candidato presidencial por el partido, esta consulta dio como resultado al Doctor Álvaro Uribe Vélez como candidato presidencial y posterior Presidente de la Nación, aun cuando las encuestas solo lo daban con un 2% de preferencia entre los votantes.

Bajo su liderazgo, en el año 2003, el Partido obtuvo 2 Gobernaciones, 95 Alcaldías, 11 Diputados y 358 Concejales en el país.

A finales del año 2004, el Senador Germán Vargas Lleras junto con el Representante Germán Varón Cotrino entraron a formar parte importante de las filas de Cambio Radical. En la Convención Nacional del partido, realizada en el año 2004, se eligió al actual Vicepresidente de la República, Germán Vargas Lleras, como presidente del Partido, lo cual ayudó en gran medida a la consolidación definitiva de éste.

En cuanto a su carrera personal, el Doctor Álvarez fue coautor y ponente de varias leyes en el Congreso Nacional, entre ellas, la más importante, sobre Desarrollo Territorial, Ley 338 de 1997. Autor del Código de Construcción de Bogotá. Trazó el alineamiento de la avenida Circunvalar en Bogotá y desarrolló el urbanismo de Ciudad Bolívar. Demostrando con esto, ser un luchador incansable del desarrollo de la capital y la correcta ejecución de las políticas de Ordenamiento Ambiental.

Hoy, con gran pesar, damos la despedida a un hombre que entregó 18 años de su vida a Cambio Radical. El padre de la Revista Argot, de los Comités de: Jóvenes Profesionales, de Juventudes, negritudes y mujeres; un hombre sin el que hubiera sido imposible llevar a la realidad un partido del que hoy todos nos sentimos orgullosos, de ser parte del partido y seguir el legado que dejó. Al Doctor Antonio Álvarez Lleras, no nos queda más que agradecerle por todo lo que ha hecho por Cambio Radical, Bogotá y el país, con cada mejora hecha y cumpliendo los propósitos que se comprometió a realizar, conquistando el corazón de miles habitantes en el país; y desearle los mejores éxitos en los nuevos proyectos que decida emprender, no sin antes recordarle que ésta siempre será su casa.